Creciendo desde la solidaridad

Arantza Sánchez es profesora de educación infantil y lleva tiempo trabajando en la Ikastola. Forma parte del grupo solidario de profesores y este año han recaudado 1.054 euros para la ikastola Argantzon.

Ha explicado qué es el grupo solidario de profesores y ha hablado sobre su desarrollo.

¿Qué es el grupo solidario de profesores?

Se trata de un grupo de apoyo a las ikastolas en precaria situación administrativa. Según el territorio, las ikastolas se encuentran en diferentes ámbitos administrativos y, en algunas de ellas, no apuestan por nuestro proyecto. Nuestro objetivo es ayudar a las ikastolas en situación administrativa precaria.

¿Quién lo compone y cómo surgió?

El grupo está formado por miembros de la ikastola, actualmente somos cuatro. La iniciativa surgió hace once años, concretamente en el año 2011. La actuación del grupo en esos años ha sido buena. La participación es voluntaria.

La de Argantzon, por tanto, no será la primera iniciativa.

No, también hemos hecho otras iniciativas. La primera la hicimos en 2011: organizamos una actuación de Pirritx eta Porrotx. Más tarde, también hemos trabajado con la campaña Errigora. Esta campaña se centra en el sur de Navarra y tiene como objetivo incidir en zonas en las que el euskera no es oficial. Con esta campaña repartimos lotes de productos locales para conseguir dinero.

Además, hemos realizado dinámicas propias, como el Calendario de la Ikastola. Comenzamos con la iniciativa en 2013 y el diseño del calendario lo realiza cada año David Alvez, un padre de la ikastola; él aporta de esa manera. De 2011 a 2016 destinamos el dinero obtenido con nuestras dinámicas a la asociación de ikastolas de Iparralde, SEASKA.

¿Por qué ayudáis a la ikastola Argantzon?

Su situación económica es muy grave. La Ikastola Argantzon está ubicada en Treviño y el municipio no está situado legalmente en Álava, sino en Burgos. Como la situación administrativa es diferente y no tienen protección, tienen mayores dificultades económicas. Por ello, en 2016 comenzamos a enviar a esa ikastola lo que obtenemos de la venta de nuestros calendarios y, hoy por hoy, seguimos haciéndolo.