Un libro para jugar con el idioma

El profesor Xabier Olaso de Armentia Ikastola ha elaborado el libro “Hanka, moko eta buztan. Animaliekin dantzan”. Lo ha publicado dentro de la colección Kimu de la editorial educativa Ikaselkar

Los textos los ha escrito el propio Olaso y las ilustraciones las ha realizado Sandra Garayoa. El profesor de la ikastola lleva años escribiendo libros para niños y jóvenes, y también le han concedido varios premios.

¿Qué has tenido presente a la hora de escribir este nuevo libro?

Ha sido un libro por encargo, así que he seguido los criterios que me ha dado la editorial Ikaselkar; estos requisitos han sido básicamente dos: por un lado, tratar el tema de los animales como eje de todo; y, por otro, darles la oportunidad de jugar y divertirse con el idioma. Mi misión era crear un libro atractivo y divertido. Mediante piezas cortas quería formar un bonito puzzle, por así decirlo.

“Hanka, moko eta buztan. Animaliekin dantzan”  es para niños a partir de seis años. ¿Qué ofrece al lector?

Es una especie de caja de juegos. Para jugar con el idioma, el lector encontrará en su interior varios textos: cuentos breves [los he llamado ipuinini], fábulas y poemas. Además, tienen formas diversas, unas sólo se pueden leer con el libro apoyado en el espejo; otras son musicables; también hay poemas que se leen de abajo arriba; algún ejemplar que se puede leer a modo acróstico, etc. Por otra parte, siguiendo con los juegos de palabras, hay adivinanzas de muy diversas formas y apariencias, trabalenguas, haikus, refranes inventados y una colección de animales [Animalario], compuesta de animales curiosos: patxitxipot, txuntxurrunsaurio, garbirifayri... El libro cobrará verdadera vida cuando el lector lao tenga en la mano, será entonces cuando empiece a "bailar con animales".

Tienes una amplia trayectoria en la literatura infantil y juvenil. ¿Qué tiene de especial hacer este tipo de literatura?

Hay que conocer la psicología, las conductas y los puntos de interés de los niños, qué les gusta y qué no. El autor de literatura infantil tiene un gran reto con cada una de las cosas que escribe, ya que debe ser muy cuidada: impartida con un lenguaje adecuado. Tiene que emocionar al pequeño lector, tiene que interesarle, tiene que atraerle. No es fácil escribir para niños, pero en mi caso es un gran placer.

¿Qué le dirías a alguien que dude si leer el libro o no?

Que se encontrará con un libro diferente: un libro que se puede leer tanto de delante hacia atrás como desde atrás hacia delante. También se encontrará con unos dibujos preciosos de la ilustradora Sandra Garayoa, realmente maravillosos. En definitiva, un libro que permite dinamizar la lectura, jugar con el euskera... Quien quiera bailar con animales, que lea el libro sin falta.