Premio para la muñeca de porcelana

La alumna Maddi Agirre ha ganado el premio Urruzuno. El de este año es el segundo, ya que el año pasado también ganó el concurso literario Urruzunotarrak Gehituz.

 La alumna Maddi Agirre ha ganado el premio Urruzuno. El de este año es el segundo, ya que el año pasado también ganó el concurso literario Urruzunotarrak Gehituz. El poema que presentó se llama La muñeca de porcelana y habla de una niña enferma en el hospital. Agirre cree que se trata de un "tema bastante triste" sobre el que dijo sentir "la necesidad de escribir", aunque -ha comentado- a ella no le ha tocado vivir de cerca esa situación.

Es la primera vez que escribe poesía y la alumna cuenta que es en prosa donde se desenvuelve más cómodamente, pero que hay que probar de todo. También se dedica al bertsolarismo, pero, según ha explicado, es "totalmente diferente" cantar rimas y escribirlas. Por falta de tiempo, Agirre lee más que escribe. En su opinión, cuando más escribe es cuando está triste porque, así, las palabras "salen más fácilmente": "Me gusta expresar mis sentimientos por escrito, es muy liberador y me ayuda a tranquilizarme. Además, es útil para conocerme mejor ".

El alumnado de Armentia ya ha ganado el premio Urruzuno en otras ocasiones. La profesora Aintzane Guridi ha explicado que cada año animan a sus alumnos y alumnas a participar, y que es una experiencia "muy atractiva e interesante" tanto para el alumnado como para el profesorado. Cuenta que en Armentia Ikastola fomentan la lectura "desde pequeñas y continuamente", y no sólo eso, sino que utilizan diversos medios para ello, entre ellos, organizan concursos en la ikastola, los alumnos y alumnas realizan entrevistas a escritores/as, mantienen tertulias literarias y también graban book-trailers.

Guridi destaca que el profesorado está orgulloso de su alumnado, no sólo porque ganan premios como Urruzuno, sino también porque presentan trabajos a este tipo de campeonatos. Asimismo, ha recordado el Ikasleen txokoa que están formando en Internet: "Uno de los retos del euskera es desarrollar contenido en Internet y en esa dirección está trabajando nuestro alumnado". De todas formas, explica que hay que seguir trabajando para extender el apego a nuestra lengua, y que no es sólo el trabajo de la ikastola, sino de toda la comunidad que compone Armentia.